El tiempo no mata monstruos


Dicen que el tiempo todo lo cura. ¡Mentira! Yo más bien creo que lo que hace con ese “todo”, es diluirlo entre otras muchas cosas con el paso de los días. Es un truco, una distracción, una ilusión óptica... El monstruo de tu armario seguirá estando allí por mucha ropa sucia que le eches encima. … Sigue leyendo El tiempo no mata monstruos

40 Luciérnagas en la tarta


40 años después, justo un 16 de marzo, me he quedado sin palabras... Y, ¿cómo no?, sólo lo ha podido conseguir Mi Ejército de Luciérnagas Supernovas. ¡Gracias, familia y amig@s, por tanto amor, tanta ilusión y tanta emoción! ¡¡¡No se os puede querer más!!! Hoy, viniendo a cuento más que nunca, la palabra es vuestra... … Sigue leyendo 40 Luciérnagas en la tarta

¡Feliz Día de los Desenamorados!


Corren tiempos difíciles para el amor. Cada 14 de febrero, puntualmente, tengo la mala costumbre de mirar alrededor buscando parejas de enamorados que me sirvan de impulso para seguir al pie del cañón en mi búsqueda particular. Pero 365 días tras 365 días, cuando giro la cabeza a un lado y al otro en los … Sigue leyendo ¡Feliz Día de los Desenamorados!

¡Más madera!


Hay que tenerlos muy bien puestos para hacerles caso a tus psicólogos de oficio (o séase, tus amigos a la séptima caña) cuando te sueltan eso de que hay trenes que debes coger porque solo pasan una vez en la vida... "¡No te lo pienses más y arriésgate, campeón!", te alientan desde la seguridad del … Sigue leyendo ¡Más madera!

La flor que escapó de su maceta


Una vez escuché a hurtadillas la historia de una flor que se hartó de estar anclada a la arena que no había elegido, y escapó de su maceta. “¡¿Una flor que camina?! ¡Imposible!”, susurré, aguzando más aún el oído desde mi escondite. Pues sí. Por lo visto, en una de las caídas de ojos (perdón, … Sigue leyendo La flor que escapó de su maceta

El ojo izquierdo de Forest Whitaker


Siempre tratamos de ocultar aquellas cosas de nosotros mismos que nos hacen diferentes al resto. Porque las consideramos imperfecciones, y nos avergüenzan. Porque lo distinto es raro. Y nadie quiere ser raro. Todo es más fácil si estás dentro de unos cánones, de unos parámetros que antes marcaba la SuperPop, y hoy, ésos que se … Sigue leyendo El ojo izquierdo de Forest Whitaker

Madurar de la risa


“Tú siempre te estás riendo, ¿no?”. Cuando mi jefa me regaló esa frase al poco de conocerme, alucinada por encontrarse frente a frente con un trabajador con un entusiasmo y una jovialidad inusuales en un lomo plateado como yo, me quedé paralizado. Más que nada, porque me recordó que hacía por lo menos una década … Sigue leyendo Madurar de la risa

El currículum invertido


Aprovechando que acaba de comenzar el nuevo año, y que éste sí que sí va a ser el bueno... tenemos que cambiar las cosas desde ya, compañer@s. Y creo que lo mejor será empezar por la forma de buscar trabajo. El primer paso es difícil pero esencial: valorarse a uno mismo para que los demás … Sigue leyendo El currículum invertido

Mi posesión demoníaca particular


Hay veces que todos necesitamos un exorcismo. De los gordos, además. Debemos sacar esos demonios de nuestro interior, cuanto antes, o acabarán devorándonos vivos. No tenemos ni idea de cómo hacerlo. Nadie lo sabe. Ni siquiera yo, que me he puesto a escribir esto, sólo por probar si funcionaba... Ya os contaré. Siempre se ha … Sigue leyendo Mi posesión demoníaca particular

El pie fuera del precipicio


Siempre he estado de acuerdo con eso de que es bueno sentir “algo de miedo” cuando te enfrentas a la mayoría de las situaciones que te hacen avanzar.  Cuando vas a salir al escenario, cuando estás a las puertas de alcanzar o no un sueño, cuando has tomado la decisión de huir de lo que … Sigue leyendo El pie fuera del precipicio

Luciérnagas de Asfalto


Las Luciérnagas de Asfalto existen. Creedme. Las he visto, escuchado, e incluso tocado; aunque olerlas es lo que más me gusta. Son tierra mojada. Son regaliz. Son perfumes de mujer que te transportan a pasados que habías olvidado. Te traen paz en medio de tanto caos, tanto ruido, tanta velocidad. Te besan en los labios … Sigue leyendo Luciérnagas de Asfalto

De amores y miedos


Mi forma de ver el mundo ha cambiado. He empezado a escucharlo. Mis historias ya me conocen demasiado bien, así que, mi pluma, como una vara zahorí, me guía ahora hacia los ombligos de los otros, nutriéndome de nuevas ideas… Probadlo. Salí por la boca de Metro de Sol, pensando cómo podía esquivar las hordas … Sigue leyendo De amores y miedos

Basado en hechos reales


  Amor, era presentarse el día de San Valentín en el colegio con una carta escrita a mano, repleta de frases robadas a canciones. Dedicación, era haberle arrancado con sumo cuidado todos los flecos a esa hoja de cuadritos, como si te fuese la vida en ello. Locura, era acompañar esos sentimientos a lápiz con un colgante de … Sigue leyendo Basado en hechos reales

Érase una vez…


"ÉRASE una vez, en 2015... un niño al que le encantaban los cuentos de hadas. Los devoraba, uno tras otro, tratando de hallar la fórmula para convertirse en cualquiera de sus protagonistas. Pero nada: ni princesas que rescatar, ni dragones que vencer... Cada vez que la palabra "Fin" quemaba sus verdes pupilas, la magia se esfumaba, resbalándosele entre … Sigue leyendo Érase una vez…

Cuerpo a Cuerpo


Aquella era mi cuarta clase de Defensa Personal INDO. Una variante oriental que había descubierto en internet una tarde de septiembre; de ésas que te vienes arriba y decides cambiar tu vida (como tantos y tantos septiembres anteriores) apuntándote a actividades que nunca te habías planteado, y que, probablemente, pagarás y no irás. Hasta entonces, habíamos asistido sólo cuatro aprendices, … Sigue leyendo Cuerpo a Cuerpo

De anclas y velas


Todos necesitamos un ancla que nos mantenga cuerdos. No nos cansamos de gritar a los cuatro vientos que lo que nos hace falta en realidad es libertad; ser dueños de nuestros propios pasos, de nuestras paradas e impulsos. Pero es mentira. Buscamos con desesperación un ancla que nos haga sentir menos perdidos. Dejar de correr … Sigue leyendo De anclas y velas

La abeja alérgica a las flores


¡Qué vergüenza! Una abeja alérgica a las flores… Desde que salió del huevo, Yuli había escuchado esas palabras miles de veces. Pero no le causaban ni la mitad de daño del que le infligía ver a sus compañeras de hexágono zumbando de flor en flor, recolectando polen y divirtiéndose al mismo tiempo, como buenas abejas … Sigue leyendo La abeja alérgica a las flores

Donde el viento me llevó


Siguiendo uno de esos clicks de los que os hablé hace poco, dejé atrás Madrid de nuevo. El engranaje que guía mis pasos se había vuelto a poner en marcha después de un eterno instante de inactividad. Edimburgo sería mi próxima parada. A saber por cuánto tiempo… Con mi magullada maleta azul a cuestas, repleta … Sigue leyendo Donde el viento me llevó

Queda mucho para Julio…


A menudo, sorprendo a Julio mirando por la ventana de nuestro cuarto. Cuando lo hace, rara vez pestañea. Se queda sumergido por largo rato en su reflejo, difuminado sobre un fondo de oscuridad por la noche, y de polvorientas láminas de persiana por el día. Pero da igual... La verdad es que tampoco hay buenas vistas … Sigue leyendo Queda mucho para Julio…

Ha pasado un ángel


La gente teme a los silencios. Sobre todo a los incómodos. No se da cuenta de que la mayoría de las veces éstos dicen más que las cuerdas vocales. Incluso más aún que las lágrimas o las carcajadas. Narran verdades como puños. Más bien dicho, como puñetazos en la boca del estómago; o como besos en la boca, … Sigue leyendo Ha pasado un ángel

Llueve sobre mojado


Nunca pensé que una aventura como aquella estuviese a punto de irse al traste por un motivo tan estúpido como no encontrar una mísera habitación donde quedarme… Me parecía increíble. ¡Tenía dinero! ¿Cuál era el problema entonces? Pues muy fácil: yo, que siempre he presumido de original... había tenido la misma fantástica idea que otro … Sigue leyendo Llueve sobre mojado

El botón rojo de la máquina del tiempo


Siempre me había preguntado para qué demonios serviría ese gran botón rojo, protegido por una tapa de plástico duro, que destacaba sobre el resto de manecillas, contadores e indicadores luminosos que abarrotaban el panel de mandos de mi máquina del tiempo. No tenía ningún letrerito en ruso debajo, como todos los demás: destino temporal, aleatorio, … Sigue leyendo El botón rojo de la máquina del tiempo

Esclavos de élite


Me puse mi mejor traje y la corbata más elegante que encontré en el fondo del armario, y salí a la calle decidido. Estaba amaneciendo y aún hacía frío, pero daba igual: ¡por fin iba a tener una entrevista de trabajo! Después de volver de Londres habían sido muchos los currículums que había lanzado al … Sigue leyendo Esclavos de élite

Hay gente que mataría…


Como cada mañana, de lunes a viernes, la radio se despertó a las 6:55h sobre la mesilla izquierda de la habitación. Sonaba la nueva versión de “Devuélveme la vida” que Antonio Orozco había grabado junto a Malú el verano anterior. Javier resopló y estiró el brazo con la intención de apagarla por 10 minutos más, … Sigue leyendo Hay gente que mataría…

Vive hoy, lucha mañana


Cuando la conocí, ni siquiera Ella sabía que estaba compuesta por minúsculas e infinitas partículas de Amor en estado puro. Yo lo descubrí al poco tiempo, coincidiendo con el momento exacto en el que le perdí el miedo a esa pasión desmesurada suya que me arrollaba cada día y cada noche puntualmente; a esas interminables … Sigue leyendo Vive hoy, lucha mañana

La capa de Supermán


Como todos los días que escuchaba sirenas a través de la ventana, Supermán se embutió en su traje de malla rojo y azul, y se lanzó a las calles a ver en qué podía ayudar. Así, a primera vista de pájaro, aquel domingo parecía que la cosa andaba tranquila. Se encontró algún que otro altercado … Sigue leyendo La capa de Supermán

Cicatriz


Todos tenemos cicatrices que marcaron nuestras vidas desde el mismo instante en que se dibujaron sin permiso. Las hay enormes o pequeñas, visibles o casi imperceptibles ya; pero lo que tienen en común es que la mayoría guardan una historia que solo sus dueños conocemos… De la que voy a hablaros hoy ya ha desaparecido … Sigue leyendo Cicatriz

Báilame el agua


Ella nunca le escogía a él. Llevaba en esas clases más de tres meses y no había habido ni una sola vez que, cuando el profesor de baile les pedía que se pusieran por parejas, aquella chica de piernas interminables le hubiese dado a Leo la oportunidad. “¡Tampoco lo hago tan mal!”, se decía a … Sigue leyendo Báilame el agua

Tarea pendiente


Se enfundó el primero de la torre de abrigos amontonados sobre la butaca y se echó a las calles. No podía pensar ni sentir desde hacía tiempo. Su cabeza estaba en blanco y su corazón se había secado. Sin ideas ni latidos, aquella carcasa de carne congelada deambulaba por las aceras deshabitadas… Las manos en … Sigue leyendo Tarea pendiente

El Espejo de Sebas


SEBAS DESDE MIS OJOS: Sebastián –Sebas, para mí: su único amigo– es un hombre de 52 años y 1,68 de estatura. Ojos marrones, piel blanquecina y hombros sin forma. Castigado en exceso por el tiempo, las arrugas se le clavan con profundidad en la frente; una frente que se alarga hasta casi tocar su nuca. … Sigue leyendo El Espejo de Sebas

Cosa de meigas…


Anoche regresé de hacer, por segunda vez en menos de 4 meses, la parte final del Camino de Santiago. La verdad es que con la primera creía que había tenido suficiente. Sí, suficientes madrugones, suficientes esfuerzos, suficientes recompensas, suficientes caídas, suficientes palabras de ánimo, suficientes risas, suficientes lágrimas (de emoción o de dolor), suficientes ideas … Sigue leyendo Cosa de meigas…