4 pensamientos en “Neuronas en el Corazón

  1. Estoy de acuerdo, el vídeo es realmente genial, si no me equivoco el simbolito que sale en una esquina indica que lo han hecho psicólogos, no es así? Este vídeo y el siguiente artículo es lo mejor que he visto respecto a este tema últimamente:
    http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/guantanamo/2014/06/05/la-soledad.html

    aunque no estoy de acuerdo en todo lo que dice el autor, por ejemplo que divorciarse es un acto de cobardía, más bien lo contrario en la mayoría de los casos, un acto de valentía de tomar la decisión de cambiar una situación que está haciendo infeliz a los partícipes del negocio.

    En fin, creo que plantear “corazón” y “cerebro” como cosas antagónicas e irreconciliables es un error, por eso me gusta el vídeo :-), deben de trabajar juntos. Si cada uno va por su lado mal asunto. Si sólo trabaja el corazón pasamos de la valentía a la temeridad, y si sólo lo hace el cerebro nos encontraremos entonces con la justificación racional de la cobardía, que por mucho que se argumente y se intente justificar no deja de ser eso, cobardía. Eso que dices de Nueva York….seguramente lo “inteligente” sea hacerlo, sobre todo teniendo en cuenta como está aquí el panorama y según a lo que se dedique el sujeto en cuestión….si no se hace tal vez sea porque no se tiene….eso ;-), entonces nuestro cerebro evolucionado de primate enviará la señal de decirse a uno mismo, y a quienes le rodean, “es que no es el momento”, “mira, parece que empiezan a haber brotes verdes”, “como Madrid en ningún sitio” o “en el fondo yo es que me muevo en extremos, que le voy a hacer, un día pienso una cosa y otra la contraria”, en definitiva excusas, muy razonadas pero excusas al fin y al cabo…..

    • Estoy de acuerdo contigo, sobre todo en lo de las excusas, Andrés… Más que nada porque últimamente estoy escuchando demasiadas, e incluso algunas saliendo de mi propia boca, aun cuando todo cerebro y todo corazón nos está gritando lo contrario al unísono. ;)
      Sobre la valentía y la cobardía en ciertas situaciones de la vida sólo puedo decir que el que lucha por un cambio necesario, para bien o para mal, nunca puede ser considerado un cobarde.
      PD: el vídeo lo publicó esa página de psicología positiva en cuestión, pero no es suyo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s