El ladrón de dedicatorias


En este mundo existen personas que coleccionan objetos de lo más variopintos: cajas de cerillas, dedales, monedas antiguas, imanes de nevera, joyas e incluso coches. Pero él coleccionaba algo de mucho más valor. Coleccionaba dedicatorias escritas en libros… Todo empezó cuando era aún muy pequeño; el día en el que sus padres le regalaron El Principito, … Sigue leyendo El ladrón de dedicatorias

Anuncio publicitario

La cara oculta de mi luna


Tengo una Cama tan grande como la Luna… pero siempre en fase menguante. Su parte oscura se expande y se expande cada noche hasta dejarme haciendo equilibrios en la única arista en la que incide la luz de la calle. Porque, ¡ay si me aventuro a entrar en la zona cero!, donde en su día … Sigue leyendo La cara oculta de mi luna

Camino de Baldosas de Arenilla: La Película


Aquella noche no podía dormir. Estaba inquieto. Me faltaba algo, y no sabía el qué… A las mil vueltas de almohada llegué a la conclusión de que debía ser porque era 1 de mayo de 2014 y, por algún misterioso motivo, era importante para mí. ¡Pero no conseguía recordarlo! ¡Maldición! A eso de las 6 de la madrugada … Sigue leyendo Camino de Baldosas de Arenilla: La Película

Jugando a ser mayor


Se enamoró del niño que él llevaba dentro, pues se le transparentaba... A la suya, con coletas, ya sólo se la intuía a trasluz, cuando miraba por la ventana. Pero aquel niño sí la vio. Necesitaba con urgencia una alta dosis de esa caótica y liberadora forma de vivir. Respirar. Decidió, visto lo visto, embarcarse en un … Sigue leyendo Jugando a ser mayor

Esclavos de élite


Me puse mi mejor traje y la corbata más elegante que encontré en el fondo del armario, y salí a la calle decidido. Estaba amaneciendo y aún hacía frío, pero daba igual: ¡por fin iba a tener una entrevista de trabajo! Después de volver de Londres habían sido muchos los currículums que había lanzado al … Sigue leyendo Esclavos de élite

El misterioso caso del sobre en blanco en mi buzón


Una vez más, al llegar del trabajo que me mata lentamente, me detuve delante de la hilera de buzones de madera del portal e introduje la pequeña llave en el mío. No esperaba encontrar dentro nada especial, ya que desde hace ya muchos años nadie recibe cartas importantes; solo ofertas de clínicas odontológicas o el … Sigue leyendo El misterioso caso del sobre en blanco en mi buzón

Hay gente que mataría…


Como cada mañana, de lunes a viernes, la radio se despertó a las 6:55h sobre la mesilla izquierda de la habitación. Sonaba la nueva versión de “Devuélveme la vida” que Antonio Orozco había grabado junto a Malú el verano anterior. Javier resopló y estiró el brazo con la intención de apagarla por 10 minutos más, … Sigue leyendo Hay gente que mataría…

Vive hoy, lucha mañana


Cuando la conocí, ni siquiera Ella sabía que estaba compuesta por minúsculas e infinitas partículas de Amor en estado puro. Yo lo descubrí al poco tiempo, coincidiendo con el momento exacto en el que le perdí el miedo a esa pasión desmesurada suya que me arrollaba cada día y cada noche puntualmente; a esas interminables … Sigue leyendo Vive hoy, lucha mañana

La capa de Supermán


Como todos los días que escuchaba sirenas a través de la ventana, Supermán se embutió en su traje de malla rojo y azul, y se lanzó a las calles a ver en qué podía ayudar. Así, a primera vista de pájaro, aquel domingo parecía que la cosa andaba tranquila. Se encontró algún que otro altercado … Sigue leyendo La capa de Supermán

Cicatriz


Todos tenemos cicatrices que marcaron nuestras vidas desde el mismo instante en que se dibujaron sin permiso. Las hay enormes o pequeñas, visibles o casi imperceptibles ya; pero lo que tienen en común es que la mayoría guardan una historia que solo sus dueños conocemos… De la que voy a hablaros hoy ya ha desaparecido … Sigue leyendo Cicatriz

Báilame el agua


Ella nunca le escogía a él. Llevaba en esas clases más de tres meses y no había habido ni una sola vez que, cuando el profesor de baile les pedía que se pusieran por parejas, aquella chica de piernas interminables le hubiese dado a Leo la oportunidad. “¡Tampoco lo hago tan mal!”, se decía a … Sigue leyendo Báilame el agua

La cuarta pared


Existe un lugar donde siempre voy cuando quiero pensar. Nadie entiende que escoja un escondite tan lúgubre, iluminado tan solo por una diminuta bombilla. Ese nadie suele preferir buscar la inspiración o la solución a sus problemas en sitios con un encanto especial: con mares, árboles, atardeceres, estrellas... Pero yo no. Necesito que mis ideas … Sigue leyendo La cuarta pared

Tarea pendiente


Se enfundó el primero de la torre de abrigos amontonados sobre la butaca y se echó a las calles. No podía pensar ni sentir desde hacía tiempo. Su cabeza estaba en blanco y su corazón se había secado. Sin ideas ni latidos, aquella carcasa de carne congelada deambulaba por las aceras deshabitadas… Las manos en … Sigue leyendo Tarea pendiente

El Espejo de Sebas


SEBAS DESDE MIS OJOS: Sebastián –Sebas, para mí: su único amigo– es un hombre de 52 años y 1,68 de estatura. Ojos marrones, piel blanquecina y hombros sin forma. Castigado en exceso por el tiempo, las arrugas se le clavan con profundidad en la frente; una frente que se alarga hasta casi tocar su nuca. … Sigue leyendo El Espejo de Sebas

Cosa de meigas…


Anoche regresé de hacer, por segunda vez en menos de 4 meses, la parte final del Camino de Santiago. La verdad es que con la primera creía que había tenido suficiente. Sí, suficientes madrugones, suficientes esfuerzos, suficientes recompensas, suficientes caídas, suficientes palabras de ánimo, suficientes risas, suficientes lágrimas (de emoción o de dolor), suficientes ideas … Sigue leyendo Cosa de meigas…

Las dos caras de la moneda


Después de meterme para el cuerpo una sesión de elíptica que casi acaba conmigo, me he plantado delante de la máquina expendedora de refrescos del gimnasio y, como me ha pasado en otras ocasiones, un hecho tan simple como inesperado ha vuelto a hacer chocar mis mundos cerebrales… Allí estábamos los dos, frente a frente: … Sigue leyendo Las dos caras de la moneda

Perdóneme, padre… porque he pecado.


Hoy, mientras asistía al funeral de un amigo de mis Padres que falleció ayer de un infarto a los 60 años, sin venir a cuento… me he enfadado mucho. He gritado y he maldecido al ver a sus hijos y a su mujer desconsolados, perdidos, abatidos, destrozados. He dejado de creer y he tomado el … Sigue leyendo Perdóneme, padre… porque he pecado.

Cofres vacíos. Corazones llenos.


Cuando su padre le entregó aquel objeto envuelto en papel de estraza no le hizo gran ilusión. Papá siempre le traía de sus viajes por tierras lejanas utensilios y adornos sin utilidad, y éste sería uno más que poner en la colección de la pared de su cuarto... Por la forma aguitarrada del paquete, estaba … Sigue leyendo Cofres vacíos. Corazones llenos.

Vaho en el cristal


Nunca he entendido a la gente que responde “pasillo” cuando en el mostrador del aeropuerto le dan a elegir entre “ventana” y esa otra opción de relleno. Normalmente, estas personas vacías alegan que así pueden levantarse de vez en cuando durante el vuelo y estirar las piernas… Sí, sí… ¡escogen estirar las piernas frente a … Sigue leyendo Vaho en el cristal

Como un pollo sin cabeza


El teléfono sonó. Era mi madre... Me dijo que esa tarde había un torneíllo de pádel y que si quería apuntarme. Le respondí que sí, pues estaba bastante aburrido y desanimado y me vendría bien liberar alguna que otra endorfina. Ya había jugado varias veces con ella y con sus amigas y, pese a que … Sigue leyendo Como un pollo sin cabeza

Porque mañana podrías estar muerto


Son las 05:49h de la madrugada. Debería estar en la cama con una sonrisa de oreja a oreja por haber asistido a la renovación de los votos de mi padrino con su mujer, después de 25 años de casados.  Pero mi mueca, lamentablemente, es una mezcla de alegría por el evento, y de horror por … Sigue leyendo Porque mañana podrías estar muerto

Arena en el pelo


Después de días y días de duras negociaciones en un frenético grupo de WhatsApp, compuesto por un alto porcentaje de los que aparecíamos en aquella antigua foto del colegio, que alguien compartió en Facebook despertando a la fiera dormida… por fin se fijó una fecha. En unas semanas, unos cuantos de esa espontánea comunidad en … Sigue leyendo Arena en el pelo

No todo el Pablo es orégano…


Pablo no era un perdido de la vida más, aunque le gustaba que lo pensáramos. Sabía muy bien cuándo y dónde quería estar: en ese lugar y momento precisos, pues no tenía nada mejor que hacer. Como hacía con casi todas las aventuras en las que se embarcaba, ésta tampoco la había planificado mucho. Le … Sigue leyendo No todo el Pablo es orégano…

La boda de mi mejor amigo


–¿Cómo sabes que has encontrado a la persona adecuada? –No lo sé... Pero me he dado cuenta de que estoy con ella aquí y ahora; con la edad, las posibilidades y los sueños que antes no tenía; en otros tiempos, con otras mujeres... ¡Y por algo será!, ¿no? –Entonces, ¿te estás conformando con lo que … Sigue leyendo La boda de mi mejor amigo

¡Ni muerta!


Cuando su marido le propuso atravesar a pie España, con tonillo burlón y mirada desafiante… no le dio tiempo a pensárselo dos veces: con voz segura, respondió un rotundo “sí”. Ella se sorprendió, casi más que él, al escuchar esa valiente palabra salir de su boca. Pero ya la había dicho y no había vuelta … Sigue leyendo ¡Ni muerta!

Arma de seducción masiva


Aquel muchacho cruzó el charco cargado de sueños. Desde el minuto uno, la suerte le sonrió; y decidió compartirla con todo aquel que se cruzase por su Camino. ¡Los llegó a conocer a todos! ¡Y todos le conocieron a él! A sus valientes 25 añitos no temía a nada. Ni la gente, ni la soledad, … Sigue leyendo Arma de seducción masiva

¡Deseo Concedido!


Sentado en el sofá, miraba sin ver la televisión. Realmente, estaba observando con espanto, muy dentro de mí, cómo la rueda a la que temía tanto volver cuando estaba saboreando el Camino… comenzaba a atraparme de nuevo entre sus fauces. Afortunadamente, el zumbido de mi móvil sobre la mesa de fumador del salón me sacó … Sigue leyendo ¡Deseo Concedido!

Todos para unooo…


Silvia abandonó todo lo que tenía en su país y emprendió su huida. No sabía adónde le llevarían sus pies ni su mente, pero no le importaba en absoluto. ¿Qué podía perder? Odiaba todo lo que dejaba atrás. Ya no confiaba en la gente, ni en el dinero, ni en el trabajo en equipo. Decidió … Sigue leyendo Todos para unooo…

La Reina Blanca


Un día cualquiera, Él emprendió un viaje sin retorno. Ella, uno sin final. Sus caminos se cruzaron nada más dar el primer paso sobre la arena mojada. A ella le atrapó su verde mirada, esmeralda. A él su blanca piel, nieve. Sin necesidad de decirse ni una palabra ya habían conectado, hasta el punto de … Sigue leyendo La Reina Blanca

EPÍLOGO: Camino de Baldosas de Arenilla


Cientos de Luciérnagas, entre ellas las 7 más brillantes, salieron de su escondite un par de horas antes del amanecer. Fue muy duro despertarse tan temprano, pero tenían que recorrer los últimos kilómetros que les separaban de su Destino antes de que dieran las 12 horas del mediodía... La leyenda contaba que en ese instante … Sigue leyendo EPÍLOGO: Camino de Baldosas de Arenilla

El mejor trabajo del mundo (CdBdA – Etapa 31)


Parece mentira que hoy sea la última noche que vaya a dormir con otros 19 más (como mínimo) en la misma habitación, ya que mañana abandonaré Pedrouzo para llegar a mediodía al Destino Final del Camino: ¡Santiago de Compostela! Eso sí, estoy seguro de que cuando vuelva a mi cama de Madrid por fin... durante … Sigue leyendo El mejor trabajo del mundo (CdBdA – Etapa 31)

¡Vértigo! (Camino de Baldosas de Arenilla – Etapa 30)


Hoy ha sido un día raro... Sin venir a cuento, mientras andábamos hacia Arzúa (ya en A Coruña) a todo el grupo nos ha invadido un sentimiento de tristeza, o tal vez de emoción; ¿quién sabe? Aquí, el tiempo no tiene lógica ni sentido... Siempre hay alguien que pregunta en qué día estamos, y pasa … Sigue leyendo ¡Vértigo! (Camino de Baldosas de Arenilla – Etapa 30)

Un Mundo Aparte (Camino de Baldosas de Arenilla – Etapas 27 y 28)


Mientras paseaba por la fortificada Triacastela, trepaba por las crueles cuestas de Sarria y me atontaba viendo cómo el poderoso Miño partía en dos Portomarín... tuve tiempo y espacio para pensar en este Otro Mundo en el que me encuentro por casualidad: Sí, un Mundo donde todo lo que conocíamos hasta hoy pierde su valor; … Sigue leyendo Un Mundo Aparte (Camino de Baldosas de Arenilla – Etapas 27 y 28)

Noches de vino, rosas y risas (CdBdA – Etapa 26)


Es increíble cómo, al atardecer, la intensidad de la convivencia en el Camino puede desembocar en inolvidables cenas de "Antiguos Recién Conocidos". Después de un largo día de trabajo (aunque no lo parezca, el peregrinaje es de los empleos más duros, pero a la vez más gratificantes), todos los caminantes sólo podemos pensar en una … Sigue leyendo Noches de vino, rosas y risas (CdBdA – Etapa 26)

La vista atrás (Camino de Baldosas de Arenilla – Etapa 25)


A veces, nos esforzamos tanto por conseguir algo, que cuando lo alcanzamos no dedicamos ni un segundo a mirar hacia atrás y regocijarnos de nuestro Logro... Puede sonar a tópico, pero en esta aventura estoy aprendiendo a valorar el Camino más que la Meta. Estoy descubriendo día a día que además de sentirte orgulloso de … Sigue leyendo La vista atrás (Camino de Baldosas de Arenilla – Etapa 25)

Cantos de Sirena (CdBdA – Etapa 24)


Hace unos días, animado por el vino, un caminante anónimo nos aseguró que hasta que no se hace una larga parada en el "Refugio de Alicia", en Trabadelo, no empezaba realmente el Camino de cada uno... Aseguraba que la experiencia en general, y ella en particular, había cambiado muchas vidas y que no haría una … Sigue leyendo Cantos de Sirena (CdBdA – Etapa 24)

Por la Puerta Grande (CdBdA – Etapa 23)


Cuenta la leyenda... que a los peregrinos que atraviesan "La Puerta del Perdón" de Villafranca del Bierzo, si están muy maltrechos al llegar allí, pueden escoger entre continuar o abandonar en ese mismo momento el Camino... perdonándoseles lo que falta hasta Santiago: 177 kms. Obtendrían así la misma satisfacción, el mismo reconocimiento y la misma … Sigue leyendo Por la Puerta Grande (CdBdA – Etapa 23)