Se quedó


Pese a que consiguió sonsacarme en un descuido que no era la primera persona en la que pensaba al despertar, ella se quedó a mi lado… Yo no entendía nada. Ahora que conocía mi monstruo, mi secreto, tenía el motivo perfecto, y despiadado al mismo tiempo, al que agarrarse para salir corriendo al fin. Pero, … Sigue leyendo Se quedó

Plumas rotas entre las mantas


Siempre supe que ella no me quería. Bueno, matizo: no me quería como yo deseaba que lo hiciera. Aun así, como solemos actuar los kamikazes en estos casos, decidí no creérmelo y lanzarme en picado, directo a una muerte segura: “¡¿Pero cómo no va a quererme, si me explota el universo dentro cuando me roza?!”, … Sigue leyendo Plumas rotas entre las mantas

Mentiras bonitas para noches oscuras


Hace poco escuché en una peli de ésas que veo en Netflix cuando tengo un día rojo, una frase que decía algo así como: “Las noches más oscuras producen las estrellas más brillantes.” ¡Olé tú, señor/a guionista!, solté en voz alta intentando contener la lagrimilla y el hipo, al mismo tiempo que rellenaba mi copa … Sigue leyendo Mentiras bonitas para noches oscuras

El tiempo no mata monstruos


Dicen que el tiempo todo lo cura. ¡Mentira! Yo más bien creo que lo que hace con ese “todo”, es diluirlo entre otras muchas cosas con el paso de los días. Es un truco, una distracción, una ilusión óptica... El monstruo de tu armario seguirá estando allí por mucha ropa sucia que le eches encima. … Sigue leyendo El tiempo no mata monstruos

40 Luciérnagas en la tarta


40 años después, justo un 16 de marzo, me he quedado sin palabras... Y, ¿cómo no?, sólo lo ha podido conseguir Mi Ejército de Luciérnagas Supernovas. ¡Gracias, familia y amig@s, por tanto amor, tanta ilusión y tanta emoción! ¡¡¡No se os puede querer más!!! Hoy, viniendo a cuento más que nunca, la palabra es vuestra... … Sigue leyendo 40 Luciérnagas en la tarta

¡Menos madera!


Si hace dos semanas escasas estaba aquí mismo haciendo apología de coger trenes que solo pasan una vez en la vida, sin importarnos qué nos esperará en el lugar de destino… hoy os digo todo lo contrario: que si se tienen que ir, que se vayan sin nosotros dentro, ¡a la mierda! (Para que veáis … Sigue leyendo ¡Menos madera!

¡Ahí te quedas!


Lo que estoy a punto de decirte te va a doler, lo siento… Intentaré hacerlo de forma rápida, al igual que debe arrancarse una tirita: no le caes bien a todo el mundo. Aunque no entiendas por qué, no sea justo, y pongas tus mejores ganas y sonrisas en conseguirlo. Le caes mal. Punto. Supéralo. … Sigue leyendo ¡Ahí te quedas!

La punta del iceberg


Hemos escuchado en tantas ocasiones en las películas y en la vida real la frase: “Ojalá te hubiera conocido antes”, que ya la decimos por defecto cuando empezamos una relación. Pero muchas de estas veces, tendríamos que mirarnos a los ojos y, con idéntico tono apasionado, soltarnos sin paños calientes: “Ojalá te hubiera conocido… después”. … Sigue leyendo La punta del iceberg

Lo importante de lo importante


Y entonces un día te levantas con la necesidad de avanzar. ¡Basta ya!, gritas, y te sientas enfrente de tu vida después de mucho tiempo sin miraros a los ojos. Y comienzas a arrancar páginas de ese guión que tanto esfuerzo te ha costado escribir: dieciséis de ciento cuarenta. ¡Dieciséis! Quizás las que tú sigues … Sigue leyendo Lo importante de lo importante

El pie fuera del precipicio


Siempre he estado de acuerdo con eso de que es bueno sentir “algo de miedo” cuando te enfrentas a la mayoría de las situaciones que te hacen avanzar.  Cuando vas a salir al escenario, cuando estás a las puertas de alcanzar o no un sueño, cuando has tomado la decisión de huir de lo que … Sigue leyendo El pie fuera del precipicio

De amores y miedos


Mi forma de ver el mundo ha cambiado. He empezado a escucharlo. Mis historias ya me conocen demasiado bien, así que, mi pluma, como una vara zahorí, me guía ahora hacia los ombligos de los otros, nutriéndome de nuevas ideas… Probadlo. Salí por la boca de Metro de Sol, pensando cómo podía esquivar las hordas … Sigue leyendo De amores y miedos

Entre bambalinas


Olvídate de mí. Olvida todo lo que fuimos y lo que pudimos haber sido. Ya no existimos. La palabra nosotros, se nos perdió entre las sábanas de aquella cama deshecha mil veces. Lo sé… Cada día que pasa, yo también veo cómo esos recuerdos que inventamos entre los dos se vuelven más y más bonitos, … Sigue leyendo Entre bambalinas

Basado en hechos reales


  Amor, era presentarse el día de San Valentín en el colegio con una carta escrita a mano, repleta de frases robadas a canciones. Dedicación, era haberle arrancado con sumo cuidado todos los flecos a esa hoja de cuadritos, como si te fuese la vida en ello. Locura, era acompañar esos sentimientos a lápiz con un colgante de … Sigue leyendo Basado en hechos reales

La última cita a ciegas


Cuando Dani me pidió que fuera en su lugar a una de las citas que cerraba con muchas de las chicas que conocía en internet, porque le había surgido otra mejor, creí que se trataba de una broma. ¡Y lo peor es que me convenció! Pero es que no conocéis a Dani… ¡Vendería helados de … Sigue leyendo La última cita a ciegas

La abeja alérgica a las flores


¡Qué vergüenza! Una abeja alérgica a las flores… Desde que salió del huevo, Yuli había escuchado esas palabras miles de veces. Pero no le causaban ni la mitad de daño del que le infligía ver a sus compañeras de hexágono zumbando de flor en flor, recolectando polen y divirtiéndose al mismo tiempo, como buenas abejas … Sigue leyendo La abeja alérgica a las flores

Vivir a Muerte


Como muchos de vosotros sabréis, e incluso estaréis esperando… hoy podría hablar de muerte. Pero no. Ya me he cansado. Hoy hablaré de Vida. Pues tengo noventa y una razones para hacerlo. Vida es lo que pasa por delante de nuestros ojos en el momento más inoportuno o en el más apropiado. Sólo hay que … Sigue leyendo Vivir a Muerte

Queda mucho para Julio…


A menudo, sorprendo a Julio mirando por la ventana de nuestro cuarto. Cuando lo hace, rara vez pestañea. Se queda sumergido por largo rato en su reflejo, difuminado sobre un fondo de oscuridad por la noche, y de polvorientas láminas de persiana por el día. Pero da igual... La verdad es que tampoco hay buenas vistas … Sigue leyendo Queda mucho para Julio…

Mediocre el que lo lea


He conocido mujeres con cuerpos esculpidos por el mismo Miguel Ángel, que apagaban la luz antes de meterse en la cama por vergüenza a que las viera desnudas. He visto hombres que se pasan horas interminables en el gimnasio porque quieren ser como el futbolista que luce ropa interior en las marquesinas de autobús, olvidándose … Sigue leyendo Mediocre el que lo lea

Llueve sobre mojado


Nunca pensé que una aventura como aquella estuviese a punto de irse al traste por un motivo tan estúpido como no encontrar una mísera habitación donde quedarme… Me parecía increíble. ¡Tenía dinero! ¿Cuál era el problema entonces? Pues muy fácil: yo, que siempre he presumido de original... había tenido la misma fantástica idea que otro … Sigue leyendo Llueve sobre mojado

El botón rojo de la máquina del tiempo


Siempre me había preguntado para qué demonios serviría ese gran botón rojo, protegido por una tapa de plástico duro, que destacaba sobre el resto de manecillas, contadores e indicadores luminosos que abarrotaban el panel de mandos de mi máquina del tiempo. No tenía ningún letrerito en ruso debajo, como todos los demás: destino temporal, aleatorio, … Sigue leyendo El botón rojo de la máquina del tiempo

El ladrón de dedicatorias


En este mundo existen personas que coleccionan objetos de lo más variopintos: cajas de cerillas, dedales, monedas antiguas, imanes de nevera, joyas e incluso coches. Pero él coleccionaba algo de mucho más valor. Coleccionaba dedicatorias escritas en libros… Todo empezó cuando era aún muy pequeño; el día en el que sus padres le regalaron El Principito, … Sigue leyendo El ladrón de dedicatorias

La cara oculta de mi luna


Tengo una Cama tan grande como la Luna… pero siempre en fase menguante. Su parte oscura se expande y se expande cada noche hasta dejarme haciendo equilibrios en la única arista en la que incide la luz de la calle. Porque, ¡ay si me aventuro a entrar en la zona cero!, donde en su día … Sigue leyendo La cara oculta de mi luna

Camino de Baldosas de Arenilla: La Película


Aquella noche no podía dormir. Estaba inquieto. Me faltaba algo, y no sabía el qué… A las mil vueltas de almohada llegué a la conclusión de que debía ser porque era 1 de mayo de 2014 y, por algún misterioso motivo, era importante para mí. ¡Pero no conseguía recordarlo! ¡Maldición! A eso de las 6 de la madrugada … Sigue leyendo Camino de Baldosas de Arenilla: La Película

Esclavos de élite


Me puse mi mejor traje y la corbata más elegante que encontré en el fondo del armario, y salí a la calle decidido. Estaba amaneciendo y aún hacía frío, pero daba igual: ¡por fin iba a tener una entrevista de trabajo! Después de volver de Londres habían sido muchos los currículums que había lanzado al … Sigue leyendo Esclavos de élite

Vive hoy, lucha mañana


Cuando la conocí, ni siquiera Ella sabía que estaba compuesta por minúsculas e infinitas partículas de Amor en estado puro. Yo lo descubrí al poco tiempo, coincidiendo con el momento exacto en el que le perdí el miedo a esa pasión desmesurada suya que me arrollaba cada día y cada noche puntualmente; a esas interminables … Sigue leyendo Vive hoy, lucha mañana

La capa de Supermán


Como todos los días que escuchaba sirenas a través de la ventana, Supermán se embutió en su traje de malla rojo y azul, y se lanzó a las calles a ver en qué podía ayudar. Así, a primera vista de pájaro, aquel domingo parecía que la cosa andaba tranquila. Se encontró algún que otro altercado … Sigue leyendo La capa de Supermán

Báilame el agua


Ella nunca le escogía a él. Llevaba en esas clases más de tres meses y no había habido ni una sola vez que, cuando el profesor de baile les pedía que se pusieran por parejas, aquella chica de piernas interminables le hubiese dado a Leo la oportunidad. “¡Tampoco lo hago tan mal!”, se decía a … Sigue leyendo Báilame el agua

Tarea pendiente


Se enfundó el primero de la torre de abrigos amontonados sobre la butaca y se echó a las calles. No podía pensar ni sentir desde hacía tiempo. Su cabeza estaba en blanco y su corazón se había secado. Sin ideas ni latidos, aquella carcasa de carne congelada deambulaba por las aceras deshabitadas… Las manos en … Sigue leyendo Tarea pendiente

El Espejo de Sebas


SEBAS DESDE MIS OJOS: Sebastián –Sebas, para mí: su único amigo– es un hombre de 52 años y 1,68 de estatura. Ojos marrones, piel blanquecina y hombros sin forma. Castigado en exceso por el tiempo, las arrugas se le clavan con profundidad en la frente; una frente que se alarga hasta casi tocar su nuca. … Sigue leyendo El Espejo de Sebas