Lo que sólo yo sé


Adoraba aquel lunar. Nunca se lo dije con palabras, pero ese fortuito defecto dibujado en su piel, era lo que la hacía especial; distinta al resto de mujeres de porcelana. Sin él, hubiera sido perfecta... y entonces yo no la habría amado tanto. A menudo, esperaba a que se durmiera para besarlo, sin prisa ni … Sigue leyendo Lo que sólo yo sé

De anclas y velas


Todos necesitamos un ancla que nos mantenga cuerdos. No nos cansamos de gritar a los cuatro vientos que lo que nos hace falta en realidad es libertad; ser dueños de nuestros propios pasos, de nuestras paradas e impulsos. Pero es mentira. Buscamos con desesperación un ancla que nos haga sentir menos perdidos. Dejar de correr … Sigue leyendo De anclas y velas

La abeja alérgica a las flores


¡Qué vergüenza! Una abeja alérgica a las flores… Desde que salió del huevo, Yuli había escuchado esas palabras miles de veces. Pero no le causaban ni la mitad de daño del que le infligía ver a sus compañeras de hexágono zumbando de flor en flor, recolectando polen y divirtiéndose al mismo tiempo, como buenas abejas … Sigue leyendo La abeja alérgica a las flores

Donde el viento me llevó


Siguiendo uno de esos clicks de los que os hablé hace poco, dejé atrás Madrid de nuevo. El engranaje que guía mis pasos se había vuelto a poner en marcha después de un eterno instante de inactividad. Edimburgo sería mi próxima parada. A saber por cuánto tiempo… Con mi magullada maleta azul a cuestas, repleta … Sigue leyendo Donde el viento me llevó