Quién soplará por ti

Tras decapitar incontables e inocentes dientes de león, apagar con los ojos apretados cientos de velas manchadas de nata y sacrificar tantas y tantas pestañas suicidas, siempre con tu nombre en los labios… hoy me he quedado sin aire. Y tú, sin volar.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.