Como un pollo sin cabeza


El teléfono sonó. Era mi madre… Me dijo que esa tarde había un torneíllo de pádel y que si quería apuntarme. Le respondí que sí, pues estaba bastante aburrido y desanimado y me vendría bien liberar alguna que otra endorfina. Ya había jugado varias veces con ella y con sus amigas y, pese a que no se defendían nada mal para su media de sesenta años, siempre salía de esos esporádicos enfrentamientos victorioso y satisfecho, por lo “buen jugador que era”…
Cuando llegamos al polideportivo, la directora del club me preguntó que si me atrevía a formar parte de un partido de hombres, ya que el de “señoras” ya estaba completo…
“¡Pues claro!” Dije, haciéndome el ofendido. ¿Quién se había creído? Al fin y al cabo, mis queridas “chicas de oro” siempre elogiaban mi rapidez y agilidad, y llevaba más de un año invicto…
Llegué a la pista que ella me había indicado. Tuve que hacer un gran esfuerzo para contener la risa al ver a aquellos dos hombres mayores con cintas para el sudor en la frente y a aquel escuálido chaval, de no más de quince años, esperándome en la puerta muy sonrientes… “¡Esto va a ser pan comido!” Pensaba yo, mientras de mi boca salía una frase estilo a la que te soltaba el típico empollón del cole que decía que no había estudiado… pero que luego sacaba un 10 en el examen: “Yo soy muy malo… ¿eeeh? Tened piedad de mí.” (ji,ji…)

image

Match Point (2006)

Pues bien, ya en el peloteo de calentamiento, me di cuenta de que algo no marchaba del todo bien… Las bolas volaban por la cancha a más velocidad de lo normal y se estrellaban contra mi raqueta, haciendo que mi muñeca se resintiese con cada impacto. “Debo de estar aún frío…” Me decía a mí mismo para no desconcentrarme. (La que se me venía encima…)
Cuando al fin comenzó el partido yo ya estaba sudando como un cochinillo, mientras que mi desafortunado compañero, uno de los señores mayores, y nuestros dos contrincantes… no se habían inmutado aún.
No sé ni cómo describir los siguientes acontecimientos… Creo que lo más parecido podría ser… ¡un fusilamiento! Aquellas malditas pelotas amarillas pasaban como balas de metralleta por mis costados; justo por donde yo no había acertado a poner mi raqueta. Corría de un lado al otro de la pista como un pollo sin cabeza… Siempre tarde, siempre pidiendo disculpas a mi amigo de batalla por mis consecutivos errores; siempre haciéndole guardar mis espaldas además de las suyas propias… ¡Lo siento! ¡Mierda! ¡Menuda cagada…!
El niño que me disparaba sin piedad desde el campo contrario no tenía un brazo… ¡Tenía un puñetero bazoca! Y el señor de barriga prominente llegaba a todas las bolas como un cervatillo… ¡Inconcebible! Y aún así, los muy… “pedazo de buena gente” me animaban cada vez que yo devolvía alguna pelota de chiripa… ¡Qué vergüenza! :S
A los 3 minutos de juego ya sabía que aquello iba a ser una masacre. ¡Quería irme a mi casa! Y, por supuesto… ¡no podía llorar! ¡Por Dios… que acabase ya esa humillación! Los segundos parecían cuartos de hora…¡¿Pero cuánto iba a durar aquello?!
En fin… Como podréis Imaginaros… 35 minutos, y tres 6-0 después… Un deshidratado, dolorido, apabullado, frustrado y ya sin ego “mini yo”… había aprendido una gran lección de humildad:
“Eres el mejor o el peor en algo, dependiendo de con quién te compares…”

Anuncios

Un pensamiento en “Como un pollo sin cabeza

  1. A mi me huele a encerrona Jesús,,, creo que tu madre y amigas estaban un poco cansadas de palmar contigo,,,jajjajajaja
    Créeme, a esa edad las mujeres se vuelven aun mas intrigantes, lo que unido a su indiscutible y superior inteligencia…
    Me las imagino,,, “jijijiji a ver si así se baja del guindo este Jesús …” “hay! Mari puri que mala pécora eres jijijiji”.
    Mi consejo es que cambies el deporte a la hora de jugar con ellas… rugby? barranquismo? espeleobuceo? trampolín en aguas bravas? caza del ÑU a mano vuelta…
    suerte compadre
    ;-)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s