Ellas


Son Ellas. Indefensas para tontos, letales para todos. Capaces de mover el mundo con el pensamiento, con miradas y curvas; con uñas lacadas y dientes afilados. Sí, con una habilidad sobrehumana para poner patas arriba el universo entero cuando quieren algo. Invencibles e inagotables. Fuente de energía, de palabras, de pasiones, de inspiración y de lágrimas.

Dan sentido a nuestra vida, nos lo arrebatan sin piedad y nos lo devuelven con un sincero beso, tras un instante interminable. Argumentan sus estados de ánimo (y nuestros estados de animal) con lecciones de física cuántica y química orgánica, ininteligibles para los de nuestra especie. Formulan teorías filosóficas en improvisados gabinetes de crisis de lavabo, compuestos por su fiel jurado de amigas: eruditas del saber. Sientan cátedra. ¡Nos vuelven locos! Nos pierden, nos encuentran, nos rescatan.

Bellas inestables, inflamables, mutantes sin tapujos… pero con cimientos de hormigón: tacones que sujetan el alma de nuestros muros, eternos adolescentes, que no ven las grietas que los recorren.

Siempre perfectas a nuestros ojos, al instinto. Siempre mejorables a los suyos, al espejo.

Peluqueras de futuros. Ingenieras de sentimientos. Maquilladoras de sueños. Modistas de ilusiones. Reinas de corazones… Así son Ellas: Nuestros Amores.

Preciosa, aún sin espejo.

¡Feliz y Merecido Día de la Mujer! ;)

Anuncios

3 pensamientos en “Ellas

  1. Pingback: ¡Calla! Que nos van a oír… | Jarabe de Luciérnaga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s