Tiritas sin fronteras


Esta pequeña historia está basada en un hecho real, del que no vale reírse. ¡Es broma! Reíos de mí todo lo que queráis… porque ya lo he hecho yo el primero!! :) Ahí va:

Hace un par de días me espachurré un dedo con un martillo, ¡y me salió sangre y todo! :( Ayer por la mañana me puse una Tirita para evitar que la Ley de Murphy dirigiese a él todos los golpes. Por lo visto funcionó, porque la herida no me molestó en todo el día. Pero, ¿sabéis qué?: Por la noche, descubrí con asombro… que me había puesto la Tirita en otro dedo que no era!! jajaaaa!!!

Moraleja: La Intensidad del Dolor, sólo depende de lo Protegida que tengas la Cabeza y el Corazón. ;)))

Tirita

Fotografía de Antonio Más Morales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s