Atrévete a perderte


Caminando por las calles de aquella ciudad, tu cabeza va por un lado y tus pies por otro. Es apasionante ir sin rumbo, dejando que sean las cosas que chocan con el fondo y las personas que resaltan de las demás, las que dirijan tu mirada. Sí, esas que te gritan un “¡mírame!” mudo, que sólo escuchas tú. Es algo con lo que disfruto muchísimo. Miles de historias, de todos los colores, olores y sabores, giran a tu alrededor sin descanso, sin pedirlo. Sólo tienes que embarcarte en un paseo despistado, y dejarle el resto a Ella.

Galleta con superpoderes...<<Atrévete a perderte… Es la única forma de encontrar otros caminos.>> Mensaje en una galleta de Mr. Wonderful Shop

Como en la mayoría de los destinos, el Camino que tomes es lo de menos. Siempre habrá algo que llame tu atención, que queme tu recuerdo, indicándote la ruta a seguir; mucho más que los grandes monumentos que todo el mundo te recomienda visitar cuando vas a algún lugar por primera vez. No tiene desperdicio la cara de póquer que ponen algunos recién conocidos al escuchar respuestas tan naturales a sus preguntas indignadas. ¡Tenéis que probarlo!:

—¡No me lo puedo creer! ¿Has estado en París y no has visitado el Louvre!

—No, pero estuve en un misterioso café, perdido cerca de allí, donde las sillas de las terrazas miraban a la calle… Te dejaban una manta para refugiarte del frío, mientras que un músico callejero tocaba el violín. ¡Creo que elegí bien! Seguro que el museo siempre estará allí esperándome, pero es bastante probable que no sea capaz de encontrar ese precioso “escondite”, si tengo la oportunidad de volver algún día…

O la que te dice:

—¡No te habrás ido de Londres sin ver un musical!, ¿verdad? ¡Dicen que son lo mejor!

Ardilla Hide Park London—Anda, pues sí… Pero es que, cuando iba a comprar las entradas me entretuve en un parque increíble. Al sol le costaba pasar entre las ramas de los árboles, pero lo conseguía. ¡Y estaba repleto de ardillas! Se te acercaban tanto… que casi podías tocarlas. Y al final me quedé allí toda la tarde. ¡Eso sí que fue lo mejor! —respondes emocionado— ¿No me digas que tú no te lo encontraste, por casualidad? Ah, no… que no has ido. ;)

De hecho, hay sitios que te gustan taaanto, desde el instante mismo en que te bajas del avión, que estás deseando volver a casa para decirle a todos que has estado allí. Pero esas ganas suelen durar muy poco: Pasadas unas horas, gana la batalla el “me quedaría aquí a vivir”; y ya no te importaría en absoluto contárselo en cien postales… en lugar de tener que regresar, según el plan previsto, cuatro días después.

Da igual lo que veas, lo que comas, a quién conozcas o lo que te haya costado el viaje. Cada cosa es precisamente lo que querías en ese momento, y todo tiene su parte buena. Así es… Aunque caigan chuzos de punta, no entiendas el idioma, te quiten la cartera al segundo día de llegar, o el hotel esté sucio a rabiar… ¡merece la pena! Porque… De no haber sido por esa cruel tormenta, jamás habrías entrado en aquel pequeño restaurante italiano para refugiarte… Si no llega a ser porque no tenías ni idea de alemán, no te habrías acercado a la única camarera morena del local, para preguntar por la parada de autobús más próxima… Gracias a que te habían quitado todo el dinero, aquella muchacha de ojos enormes se ofreció a llevarte en su coche (dando un gran rodeo, sin que tú lo supieses, para pasar más tiempo contigo)… Y, menos mal que había tanta porquería en la moqueta de la habitación número 13, en el fondo acogedora… porque si no, no habrías pasado aquella noche mágica: regada con la mejor cerveza del mundo, a carcajada limpia y un sinfín de besos inesperados; junto a la que se convertiría en el amor de tu vida… Simplemente, por no atreveros a bajar ni un pie de la cama, y ponerlo en el suelo.

No molestar... ¡Deja que suceda!

No molestar… ¡Deja que suceda!

¿A qué esperáis? Meted lo primero que pilléis en una maleta… y perdeos. ;)

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s